Entrevista a Fernando Salazar, Presidente Ejecutivo de CESCE: “Queremos ser un gran apoyo para las empresas del Corredor de Henares: un socio de las empresas de aquí en la gestión integral del riesgo comercial”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El pasado 20 de febrero, Fernando Salazar visitó AEDHE para analizar, con los empresarios del Corredor del Henares, los nuevos escenarios geopolíticos globales que influyen en las actividades económicas de los mercados internacionales.

Fernando Salazar es Técnico Comercial y Economista del Estado, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y Máster en Administración Pública (beca Fulbright en la Maxwell School of Public Affairs, Syracuse University, Nueva York). Con una amplia carrera profesional, ha desempeñado diversos puestos directivos en el ámbito de la política comercial y las instituciones financieras multilaterales. Ha sido, desde el año 2016, Subdirector General de Fomento Financiero de la Internacionalización. En junio de 2018, se incorpora como Presidente de CESCE, donde también ha sido miembro del Consejo de Administración en dos ocasiones (la primera entre 2004 y 2007 y la segunda desde 2016 hasta la fecha de su nombramiento como Presidente).

CESCE es la Agencia española de Crédito a la Exportación (ECA) que gestiona el seguro de crédito de riesgo comercial a la exportación por cuenta del Estado para impulsar el crecimiento de las pymes. Abarca toda la cadena de valor del negocio –prospección de mercados, gestión, transferencia del riesgo y acceso a la financiación– y ofrece soluciones de caución y garantías que permiten a las empresas abordar nuevos proyectos y negocios.

 

 

¿Cómo ayuda CESCE a la pyme del Corredor del Henares?

CESCE  ayuda a vender con seguridad en España y en el extranjero. La empresa se dedica al Seguro de Crédito, es decir, a asegurar bajo ciertas condiciones y facturas, que se cobre por lo que se ha vendido. En definitiva, que se cobren las facturas.

Uno no trabaja por amor al arte sino para ganar dinero. Y ese dinero es imposible ganarlo si no cobras. Y lo que he expuesto en la charla que he dado en AEDHE, a raíz del acuerdo que hemos firmado, es la serie de riesgos que hay por el mundo, una serie de tendencias que impactan en la actualidad, que hacen que el entorno global sea complejo.

Los gráficos y cifras apuntan a que hay tendencias a la siniestralidad comercial, a los retrasos comerciales en el pago de facturas y, en todo esto, CESCE puede ayudar.

 

¿Cuál es la mejor estrategia para internacionalizar “sin sufrir en el intento”?

Abordar un mercado exterior, como muchas cosas en la vida, conlleva muchas alegrías y también muchos sufrimientos. Estos sufrimientos hay que intentar minimizarlos y procurar que sean los menos posibles. Hay una serie de organismos que pueden ayudar, como la Cámara de Comercio, la patronal,  los organismos autonómicos, la propia Comunidad de Madrid, el ICEX a través de sus oficinas comerciales y, por supuesto, CESCE que lleva realizando esta labor desde los años setenta.

Nosotros, desde CESCE, nos encargamos de una parte muy concreta, que es asegurar el riesgo político, el riesgo extraordinario y el riesgo comercial, entre otros muchos. Aseguramos que las empresas se internacionalicen teniendo una serie de riesgos controlados o transferidos a una empresa de seguros. A eso se dedica CESCE. Procuramos  que las empresas no sufran en el intento e incluso, en algunos casos, que no mueran en el intento. Muchos riesgos pueden llegar a ser tan graves que pueden llevarse por delante a la propia empresa,  y eso es lo que aseguramos nosotros.

 

¿Hay mercados internacionales seguros? ¿Existe el entorno geopolítico ideal?

En términos absolutos, no. Existen mercados más sencillos. Por ejemplo, operar dentro de la Unión Europea es más sencillo, por todos los años de normativa común que llevamos, por la existencia del acuerdo Schengen, por no tener que pasar trámites en frontera para las personas físicas, por la existencia de una moneda única en muchos países de Europa y por la existencia, sobre todo, del mercado único y la eliminación de fronteras. También es cierto que Europa es muy diversa. Hay países que tienen muchos más niveles de seriedad y regulación que otros.  También hay dificultades idiomáticas. La tendencia es ir a donde entendamos y nos entiendan mejor. En ese caso, Portugal es el primer país donde las empresas españolas suelen empezar a internacionalizarse. Pero  Europa no es el fin del mundo ni debe ser el único mercado para las empresas españolas.

Hay que salir a terceros mercados, porque es ahí donde está el crecimiento. Como el norte de África, el Magreb, o Marruecos que es un gran mercado para España. Exportan más de 20.000 empresas en Marruecos y hay cerca de 1.000 inversores. Tiene una buena costumbre de pagos y, como buen país musulmán, ese tema se lleva bastante más a rajatabla que en otros países. Pero también tiene muchísimas complicaciones de otro tipo, como el resto de países ubicados en África, otro continente, otras complejidades.

En América Latina, entendemos que es más fácil por el tema idiomático pero hasta ahí. Ya están surgiendo problemas en la frontera, en la aduana y problemas regulatorios. En los últimos meses se ha vuelto un área muy inestable. En Estados Unidos, donde tienes un mercado inmenso y muy desarrollado, los asuntos regulatorios vuelven a ser un gran problema, como hemos comprobado en los últimos meses.  Y en Asia, con una promesa de ser un gran mercado, nos está resultando muy complicado acceder.

No existe mercado sencillo, todos tienen sus complejidades, sus dificultades y en todos CESCE puede echar una mano.

 

Con respecto al futuro de la pyme del corredor del Henares, ¿hacia dónde se dirige dicha estrategia para tener una buena “armonía de mercados”?

La empresa tiene que tener en el radar tres grandes tendencias y las debe aprovechar: internacionalización,  digitalización y  cambio climático.

La primera, sin duda, es que nos dirigimos a un mundo cada vez más global, más internacional. Las fronteras están desapareciendo, dentro de Europa y en el resto del mundo. Las economías se integran a través de sus empresas y las cadenas de producción. Si uno quiere sobrevivir, ya ni siquiera estar en armonía sino sobrevivir,  tiene que integrarse en este mundo, tiene que hacerse más internacional. Tanto en las ventas como en el abastecimiento. Tiene que integrarse en las cadenas de valor.

La segunda tendencia empresarial importantísima es la innovación. El mundo se está volviendo digital y no hay más que ver los juegos de los niños, cada vez se juega menos físicamente y más digitalmente.  La empresa se tiene que hacer más digital. Se puede ver como un peligro,  sí, yo mismo personalmente tengo mis problemas para digitalizarme, pero hay que verlo como una oportunidad. El mundo digital permite acceder a muchos más mercados, acceder a muchos más clientes, estar mucho más al día e ir mucho más rápido.

La tercera gran tendencia que afecta a la empresa es la medioambiental. La  emergencia climática en la que estamos inmersos –declarada por el Gobierno y el Parlamento Europeo– es un peligro. Pero también es otra oportunidad. Hay que posicionarse en sectores y en áreas, posicionarse dentro de nuestro sector con certificaciones, con producciones, con sistemas de reciclaje y ser capaces de que este cambio hacia la transformación ecológica sostenible juegue a nuestro favor. Tenemos que ser capaces de encontrar un mercado, un sistema, una producción que nos favorezca.

 

¿Cuál es lugar de CESCE dentro de este futuro del Corredor del Henares?

Yo quisiera ir cada vez más de la mano del Corredor del Henares, tenemos que aprender los unos de los otros. En CESCE hay unas 90 empresas clientes de la zona, y entres todas ellas, les aseguramos ventas por varios cientos de millones de euros. Pero nos gustaría que fueran muchas más.

Somos una empresa de gestión integral del riesgo comercial, de principio a fin. Desde la información inicial, o las soluciones de geolocalización de clientes, hasta el cobro de facturas en el propio día, adelantadas y sin recurso, por parte de CESCE, o el recobro del impago.

En el ciclo del riesgo comercial, CESCE lo hace todo. Tenemos sistemas, empresas y soluciones para cada una de las fases del ciclo.  Podemos ser un gran apoyo para las empresas del Corredor de Henares y un socio más en la gestión integral del riesgo comercial.

 

Leer Noticia: AEDHE y CESCE analizan los nuevos escenarios geopolíticos globales que influyen en las actividades económicas de los mercados internacionales – clic aquí

Leer Noticia: AEDHE y CESCE firman un acuerdo de colaboración para apoyar a la Pyme

Artículos Relacionados