La Industria 4.0, objetivo clave para incorporar a las empresas del Corredor del Henares dentro del ranking que situará a España entre los siete primeros países en digitalización

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

La Asociación de Empresaros del Henares (AEDHE), se une al objetivo común de las patronales: incorporar a las empresas españolas en el Ranking de la Industria 4.0. Entre el año 2020 hasta el 2025 se pretende situar a España entre los siete primeros países más avanzados en digitalización del DESI. Esto representaría un aumento del 3,2% y la creación de 250.000 nuevos empleos de cara al 2025.

La Sociedad Digital es el gran desafío europeo por la recuperación y se debe avanzar en un verdadero Mercado Único Digital Europeo que amplié las posibilidades de crecimiento de las empresas europeas, especialmente de las Pymes, donde no existan las fronteras, sea sencillo y con una normativa equilibrada y eficaz.

Esta digitalización pretende promover una transformación digital de los sectores productivos, así como una apuesta decidida por la inversión en I+D+i, una mejora de la educación y una modernización de las Administraciones Públicas gracias a las nuevas tecnologías.

El Plan Digital 2025 (elaborado por CEOE) plantea un consenso político, económico y social mediante un Acuerdo para la Digitalización donde se desarrollan las estrategias y las propuestas para alcanzar los objetivos marcados para el 2025.

Este informe muestra que la digitalización no es una opción, sino más bien una necesidad como parte del proceso de transformación hacia una sociedad digital, hiperconectada e inteligente, así como, un medio para lograr el éxito. Es por ello que debe ocupar una posición prioritaria tanto en las agendas políticas como económicas y sociales para ayudar a aumentar la competitividad en el mercado, el crecimiento y el progreso.

Algunas de las propuestas para lograr los objetivos marcados en 2025:

  • Reforzar la capacidad de coordinación transversal en un órgano gubernativo de rango adecuado para el desarrollo del Acuerdo para la Digitalización, que supervise su ejecución, armonice y coordine las distintas Administraciones Públicas y sus departamentos, evitando así indeseados efectos frontera.
  • Asignar a una Comisión del Congreso de los Diputados la “digitalización de España” para seguir el Acuerdo para la Digitalización en el poder legislativo, garantizar su desarrollo y verificar que cuenta con el consenso de las fuerzas políticas que respalden el marco legal.
  • Desarrollar los tres pilares básicos para la digitalización:
    • Educación y formación digital
    • Innovación
    • Emprendimiento
  • Acelerar la digitalización de los diferentes sectores productivos, asegurando que dispongan de un plan individual para ello que contemple las medidas necesarias. Entre ellos destaca:
    • En el sector digital se impulsará la adopción y desarrollo de servicios y soluciones digitales, así como la evolución de las infraestructuras hacia las nuevas generaciones de redes que soporten una conectividad rápida.
    • Industria Conectada 4.0 será el proyecto que ponga el foco en lograr un peso de la industria del 20% de nuestro PIB.
    • En cuanto a las Pymes se impulsará la utilización de la tecnología digital con una respuesta micro-segmentada que incremente un 10% anual la adopción de soluciones digitales de gestión empresarial y un aumento del 5% el ritmo de crecimiento de uso de factura electrónica por este tipo de empresas
  • Incrementar la utilización de las nuevas tecnologías en beneficio de una sociedad sostenible, actuando en tres frentes complementarios:
    • Inclusión digital
    • Medioambiente
    • Economía circular y bioeconomía

Medidas transversales

Para facilitar la ejecución de los distintos planes sectoriales se desarrollarán una serie de medidas transversales. La primera de ellas es eliminar las barreras regulatorias y administrativas para facilitar la digitalización de los sectores productivos.

Por otro lado, impulsar el desarrollo de nuevas capacidades digitales, potenciando acciones de difusión y concienciación del impacto de las aplicaciones de nuevas tecnologías, tales como Big Data, Blockchain, IoT, Cloud, IA, Robótica o Biometría poniendo el foco en el desarrollo en capacidades como la seguridad y la gestión eficiente y segura del negocio.

Otra de las medidas es crear un observatorio de tendencias y mejores prácticas, identificando empresas líderes, siguiendo sus “modelos y prácticas” digitales y compartiéndolos con otras compañías a las que puedan servir de referencia y ejemplo.

Y por último, desarrollar ecosistemas impulsores, identificando los que pueden promover iniciativas para facilitar la aplicación de soluciones tecnológicas. Además de macroproyectos basados en la transversalidad garantizando su viabilidad con la dotación de recursos suficiente y la gestión adecuada.

 

Fuente: cuadernosdeseguridad.com

Artículos Relacionados