La industria solar térmica europea se compromete con la recuperación verde

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Es necesario un cambio en el uso de los recursos energéticos y de la descarbonización de un mercado que afecta mucho a la vida doméstica y empresarial, como es la climatización, sistemas responsables de una gran parte de la contaminación diaria del planeta y de altos costes económicos.

Desde la Asociación de empresarios del Henares y siguiendo las iniciativas europeas hacia la descarbonización de la industria para el año 2030 y aprovechando el pacto europeo para crear iniciativas económicas más sostenibles, apoyamos el movimiento hacia el uso de sistemas como la energía Solar térmica como método para los sistemas de climatización tanto a nivel industrial como doméstico.

Tras la aprobación del Paquete de Recuperación por el Consejo Europeo, la industria solar térmica (calefacción y refrigeración solar) lanza su compromiso con una recuperación ecológica y hace una llamada a la acción por parte de los responsables políticos en Europa para acabar con los combustibles fósiles y proporcionar a los consumidores préstamos blandos para que opten por soluciones eficientes y renovables.

Un grupo de más de 100 empresas y organizaciones de 15 países europeos se comprometen a:

  • Promover un enfoque multitecnológico para calefacción y refrigeración.
  • Introducir en el mercado nuevas soluciones para el suministro descentralizado, seguro, descarbonizado de calor y almacenamiento de energía térmica.
  • Incrementar el saldo exportador positivo de nuestro sector.
  • Intensificar las actividades de investigación y desarrollo.
  • Apoyar los objetivos de una economía sostenible, eficiente en recursos y circular.
 
Sobre calefacción y refrigeración solar

La calefacción y refrigeración solar, a menudo denominada energía solar térmica, es una tecnología bien conocida que captura la energía solar en forma de calor. Esta tecnología se utiliza para necesidades residenciales, como el calentamiento de espacios y agua, o incluso aplicaciones comerciales e industriales. Hay más de 10 millones de sistemas solares térmicos instalados en Europa.

La energía solar térmica es parte de la solución para abordar la crisis climática, reduciendo el uso de combustibles fósiles para calefacción y refrigeración, evitando, solo durante 2018, la emisión de 6,8 millones de toneladas de CO2.

En lo que respecta a los aspectos económicos, el sector logró una facturación de 1.850 millones de euros en 2018, empleando aproximadamente a 18.800 personas.

Artículos Relacionados